23/2/15

Los jueces-médicos del Opus Dei se encargaron de destruirle por “curar demasiado rápido a los enfermos del Hospital de Carabineros”

"Parecía que nunca iba a llegar. Por fin el Gobierno reconoce las dos leyes antisemitas y fascistas, en las que tuvo mucho que ver el ex ministro y cuñado del dictador Francisco Franco, Ramón Serrano Suñer.

Una de ellas, la de “Paso de fronteras”, aunque fue el general Gómez Jordana quien la promulgó el 11 de mayo de 1939, se hizo en connivencia con el ministro de Gobernación, Serrano Suñer. Posteriormente, y como dicha normativa estuvo activa hasta 1942, también la apoyó desde su puesto como ministro de Exteriores.

La otra normativa antisemita, la de “Depuración del Colegio de Médicos”, de 6 de octubre de 1939, directamente fue firmada por Serrano Suñer, como ministro de Gobernación y se aplicó durante muchos años… por lo menos hasta 1947.

La primera fue aplicada a mi abuela judío polaca, Rosa Hoenigsfeld, que tuvo que convertirse al catolicismo, antes de poder pasar la frontera de Hendaya-Irún, en agosto de 1939. Pudo sortear los estrictos requisitos de la normativa antisemita. 

Otros muchos judíos no tuvieron esa suerte y acabaron en las cámaras de gas, junto a los republicanos “rojos”, que Serrano Suñer condenó, como apátridas, a una muerte segura, como explica el libro de Carlos Hernández, “Los últimos españoles de Mauthausen”.

La segunda fue aplicada a mi abuelo republicano, el eminente doctor, Luis Calandre Ibáñez, entre otras cosas, por “curar demasiado rápido a los enfermos del Hospital de Carabineros”. Los jueces-médicos que se encargaron de destruirle, eran del Opus Dei, enemigos históricos de los institucionistas, como lo era Calandre. Al mismo tiempo sufrió tres consejos de guerra sumarísimos, cárcel y multa. (...)

La de Paso de Fronteras aparece en “Franco y el Holocausto”, a cargo del historiador alemán Rother (2005) y la de Depuración de Médicos, en la monumental obra del Dr. Francisco Guerra, “La medicina en el exilio republicano” (2004)… aunque no dice que la firmó Ramón Serrano Suñer, sí detalla las consecuencias trágicas que tuvo. (...)"    (nuevatribuna.es | Cristina Calandre Hoenigsfeld | Lo que Somos | 21 Febrero 2015)

1 comentario:

Anónimo dijo...

La Nueva (vieja) herramienta del fascismo cristiano...LA SANIDAD

"El psiquiatra del OPUS DEI Manuel Angel Franco Martín, y amigo de su homólogo Alfonso Calvé (caso Alcasser) llevó a cabo una cena con vino, violación múltiple y asesinato en Zamora (calle "la Salud") con políticos ,clérigos y otros personajes "fuerzas vivas" de nuestra sociedad...."

ANONYMOUS

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article70222
http://elcorredordelamuerte1.blogspot.com.es/
http://journal-neo.org/2015/06/18/shocking-report-from-medical-insiders/

¿Qué es, para qué sirve y a quién sirve la sanidad?

Artículos de Opinión | María R. V. | 27-06-2014 |

Yo tenía unos 14 años y una preocupación que comenté con algunas amigas de mi edad. Mi padre, enfermo crónico desde una hepatitis en su juventud, estaba en coma ingresado en la uvi con un pronóstico desfavorable, podía morir en las próximas horas. Una de mis amigas me dijo que sabía que en los hospitales había una gente que rezaba por los enfermos y que "funcionaba" de verdad, que tenía que intentarlo, me habló de un familiar suyo que estaba desahuciado y estas personas le habían salvado la vida con sus rezos y la energía que le habían transmitido. Ella lo creía verdaderamente pero a mi me costaba...

Insistió tanto que , casi obligada, llamé a un número que ella me proporcionó, no me costaba nada hacerlo y mi padre era católico creyente.... Un hombre me preguntó el nombre del paciente , la planta y el número de cama y me prometió que rezarian por él , que elevarian mi petición a dios, que le transmitirían mucha energía que ayudaría en su sanación pero que tenía que tener fe y confiar en cristo , etc. Aguanté un largo sermón...

Al día siguiente mi padre salió del coma tan fresco como sí nada. Yo me quedé muy sorprendida y durante mucho tiempo con una mosca enorme detrás de la oreja...

Mi padre siguió "enfermo" y murió pocos años después a los 59 años de edad.

Todo esto sucedió en la ciudad de Zamora a finales de los años 70. Nunca conseguí creer en dioses ni en milagros pero desde ese día empecé a creer muy en serio en los hijosdelagranputa.

Más tarde he comprobado que todo lo que él tomaba por prescripción facultativa era tóxico y actualmente está prohibido y, gracias a este episodio de mi adolescencia, tengo la terrible certeza de que fué asesinado con premeditación y ensañamiento.